SECADO Y PLANCHADO

Para conservar la ropa en un estado adecuado durante largo tiempo, no basta con saber lavarla: el tratamiento de secado y planchado es igual de importante para lograr buenos resultados de mantenimiento. Aquí encontraran los métodos y trucos con los que se logra un cuidado excelentes.

secado al sol

SECADO

  • La mayoría de las prendas poseen una etiqueta que indica el secado adecuado para la misma. Respetar si se informa NO SECAR en caliente
  • No es conveniente secar los tejidos de punto o ropa de lana en secador de ropa por centrifugado, corre el riesgo de encoger o deformarse. Lo recomendable es secarla extendida sobre el tendedero, sin que cuelgue ninguna parte, de manera que mantenga su forma y largo
  • La ropa blanca siempre que se pueda, es conveniente secarla al aire libre. El SOL es el mejor blanqueador natural!! Por el contrario, cuidar la de color, siempre tenderla del lado del revés y en la zona mas sombreada del tender
  • Las maquinas secadoras con aire caliente, suelen encoger las prendas, observar muy bien las etiquetas

PLANCHADO

Elementos básicos: plancha, tabla de planchar o una mesa cubierta con un paño grueso. para evitar quemaduras y que la ropa se pueda colocar bien al momento de plancharla, rociador o plancha a vapor, apresto, rollito de lana de acero (para limpiar la base de la plancha)

PASOS PREVIOS 

  • Antes de comenzar a planchar cerciorarse que la ropa no tenga manchas, recordar que la plancha por su temperatura, fija las manchas!! Observar que la ropa tenga sus botones en orden
  • Humedecer la ropa en forma pareja con el rociador, en el caso de no contar con plancha a vapor
  • Colocar el apresto previamente, para que penetre en la tela, rociando a 45º, nunca de manera paralela a la tela, no es aconsejable usar en sedas, rayones ni viscosas. Utilizar la plancha a una temperatura media, pues si se encuentra muy elevada puede mancharse la prenda con el producto
  • Dividir la ropa por texturas e iniciar el planchado por la de temperatura mas baja. Las telas con nailon o polièster. Subir la temperatura cuando se llega a la ropa con mas algodón
  • Lo ideal es planchar las prendas cuando aún están húmedas

COMO PLANCHAR

ropa planchada

  • Camisas: iniciar por los detalles, bolsillos, puños y cuello, siempre desde las puntas hacia adentro, para que no se formen pliegues indeseados en los extremos. Luego planchar las mangas, estirándolas previamente, posteriormente el cuerpo, iniciando por sus laterales y finalizar por la espalda
  • Pantalones: primero planchar los bolsillos y las piernas del lado del revés, para que no tomen “brillo” ni tonos “blanquecinos”, luego doblar el pantalón  a lo largo, del lado derecho, quedando las costuras en el “medio”, planchar la cara interna y luego la externa de cada pierna, de manera de aplanar, asentar bien las costuras y que éstas  no deforme la caída de la prenda
  • Polleras: generalmente se comienza por la cintura. Si es al “bies” o tiene mucho vuelo, colocarla en la punta de la tabla e ir girándola
  • Sábanas y manteles:  doblar a lo largo dos veces. Planchar de un lado y  del otro , luego abrir y doblar hacia el otro lado,  para que el interior quede ahora por fuera y planchar las dos caras
  • Cortinas: comenzar por el borde superior, dobladas por la mitad, “sin marcar el centro” para que quede un planchado parejo, utilizar un lugar amplio para ir colocando en zona firme y extendida la parte ya planchada
  • Servilletas: se plancha toda la superficie completa y luego se dobla en triangulo o en rectángulo, actualmente la tendencia es en rectángulo … pero es a gusto

mantel

CONSEJOS PRÁCTICOS

  • Si la plancha dejara una aureola amarilla sobre una prenda blanca, pasar un algodón embebido en agua oxigenada sobre la misma y desaparecerá enseguida, enjuagar la prenda luego de la aplicación
  • Si la ropa es de color, usar agua y jabón que retirará la mancha
  • Mantener siempre la superficie de la plancha limpia, de manera que no forme “brillo” en las prendas, utilizando un trapo embebido en agua y vinagre, si se la observa muy sucia “amorronada”   limpiar con lana de acero apenas húmeda, se le puede colocar un polvo o liquido limpiador  abrasivo, frotando suavemente
  • Para aromatizar sábanas o toallas colocar unas gotitas de aceite de lavanda u otro aroma, en el agua del  rociador

 

2 Comentarios

  1. dora benitez 9 marzo, 2015
    • Mariela Lorenzo 13 marzo, 2015

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *