HISTORIA DEL CAFÉ

Corren múltiples leyendas  sobre el descubrimiento del café, una fuerte teoría sostiene que fue  descubierto por un joven  pastor árabe en el Siglo IX, quien observó que sus cabras estaban muy excitadas luego de comer los frutos de un determinado árbol, y fue así como él y la comunidad lo comenzaron a probar.

El grano fue introducido en Europa en el Siglo  XVII, el primer café de Londres se abrió al rededor de 1651. Hasta mediados del ya mencionado siglo, la única región productora fue Arabia, luego llegó a Haití y Santo Domingo, Brasil, Cuba, etc.

El arbusto produce frutos luego de 5 años de plantado, produciendo 2 1/2 Kg anuales, rindiendo 0,5 kg. de café verde y 0,4 de tostado, necesitándose unos 10 grs. pro taza. El fruto del cafeto se califica de “drupa”, tiene una cobertura  carnosa apergaminado, se asemeja a una cereza.

granos de café

Luego de la recolección, se lava cepillando el fruto, posteriormente se  despulpa, mecánicamente, sometiéndose a una fermentación, que provoca la desintegración de la pulpa,  luego es secado,  descortezado, se selecciona según tamaño, y por ultimo, la torrefacción, una de las etapas de mayor cuidado, pues puede resultar de un sabor amargo, si el proceso se extiende o la temperatura es muy elevada, si es corto o baja temperatura, produce un líquido astringente y áspero, lo apropiado es someter el café verde a una temperatura de 220º a 225º, desarrollándose un aceite aromático, al que debe su aroma. Finalizado ésto, se obtienen granos quebradizos de color marrón. En procesos industriales los granos se “arropan” de azúcar o melaza, ésto le proporciona una película mas brillante.

Existen dos grandes variedades de café la arábiga y la robusta y una especie  muy rara llamada liberia.

La arábiga, es dulce , fina y muy perfumada, se produce en América del Sur, Central, Asia África y las Antillas.

La robusta, menos frágil, de grano mas pequeño, se da fundamentalmente en África y Asia.

El café descafeinado,se le ha extraído su alcaloide, por vapor  de agua se saca la cafeína, sin dejar de tener el sabor, no provocando los efectos excitante. Tolerando su consumo las personas cardíacas o nerviosas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *