PREPARAR LA PIEL PARA EL INVIERNO

En el invierno se pueden producir  desequilibrios en la piel de la cara y el cuerpo: deshidratación, tirantez, sensibilidad o descamación. El shock climático en la piel, se produce por los bruscos cambios de temperatura, entre la climatización interior y salida al frío  exterior, recordando ademas que se viene de una exposición solar, en algunos casos intensa.

Es fundamental limpiar la piel de la cara y cuello  todas las noches y las mañanas, ( sin excusas, aunque sea muy tarde el momento de acostarse), con cremas limpiadoras, al levantarse, es aconsejable usar un gel o jabón microgranulado de café o azuleno, se compra en farmacias o buenas perfumerías  Durante el día usar crema hidratante con protector solar, o colocar la crema  y luego un protector solar. Se recomienda que la crema, a utilizar, sea recetada  por dermatólogo, ya que testeará el tipo y la necesidad de la piel, evaluándose ademas, la edad de la persona a tratar, al menos una vez para que el profesional explique que tipo de crema es apropiada, de esta manera se pierde menos tiempo en intentar “encontrar” por azar el producto correcto. Ya que existen una extensa variedad de  productos, con vitamina A, E o C, de acuerdo a cada realidad,  ésta última es conveniente en pieles secas y deshidratadas  e incluso con manchas.

El invierno es el momento propicio para un peeling suave, puede ser en gabinete o con cremas de uso nocturno aplicándola en cara, cuello y manos. Una o dos veces por semana, es conveniente realizar en casa un pulido suave, con cremas pulidoras o productos caseros, que produzcan una  “microdermoabrasión”. Es necesario tanto de  día como de noche, crema contorno de ojos libre de aceite con vitamina A.

 

3 Comentarios

    • Mariela Lorenzo 9 julio, 2013
  1. Mariela Lorenzo 17 julio, 2013

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *