PRECIOSO SUEÑO

El ser humano pasa aproximadamente un tercio de su vida sumido en el sueño.Un hombre de 70 años ha vivido más de 23 durmiendo!!

¿ En que consiste este misterioso fenómeno? Sencillamente es el medio natural que se le  ofrece al hombre para proteger la salud y la misma vida, por medio del cual se recupera la energía muscular y nerviosa consumida durante el día. El sueño es una “exigencia” del organismo del cual no se lo puede privar, pues es tan necesario como los alimentos, se puede ayunar durante cuatro o cinco semanas, sin recibir daños irreparables, mientras que no se puede sobrepasar de unas cien horas de  insomnio continuado, sin que se produzca un desequilibrio y daños graves al organismo.

Está comprobado que un sueño profundo es la primera garantía de equilibrio y bienestar psíquico y corporal. Por lo tanto hay que darle toda la importancia que merece.

relajados, dormir bien

¿Cuanto se debe dormir? los niños recién nacidos duermen  veinte horas de las veinticuatro del día, por estar dedicados al máximo a la “construcción” y desarrollo saludable de su organismo, recuperando en él todas sus energías; por el contrario en personas ancianas el sueño reparador diario, en materia de reposición celular y tejido, es mucho menor.

Independientemente, del tamaño físico y actividad cotidiana, mediante investigaciones médicas, se ha comprobado que el hombre adulto necesita como mínimo seis horas diarias de sueño, para estar mental y físicamente sano, aunque lo optimo es descansar ocho horas diarias, para lograr recuperar el equilibrio reparador.

Los niños hasta los

  • 6 años de edad deben dormir unas 12 horas diarias
  • 7 a 8 años de edad deben dormir unas 10 horas diarias
  • 9 a 14 años de edad deben dormir  9 horas diarias
  • jóvenes y adultos deben dormir de 8 a 9 horas diarias
  • mayores de tercera edad deben dormir de 6 a 7 horas diarias

leche tibia, dormir bien

Duración del Sueño:  no tiene un valor absoluto las horas en reposo, como la importancia que otorga la profundidad y continuidad del mismo. Un sueño prolongado, pero ligero, fragmentado, conforma menos  que un sueño, más breve, pero profundo e ininterrumpido.

El más reparador es el que se logra desde las 22:30 hs a las 7 de la mañana, aproximadamente. De allí la ventaja y orientación medica de acostarse temprano, quienes se retiran a descansar pasada la medianoche, aunque duerman el mismo número de horas, no obtienen el mismo beneficio.

Dormir Bien

  • Realizar diariamente una actividad física para tonificar los músculos de manera natural y sin excesos
  • Por la noche realizar una comida ligera. Si se desea tomar una taza de leche tibia, según los “secretos de la abuela”, o una tizana de tilo
  • Ir a dormir de manera relajada y serena, si no se siente éste estado, realizar una breve caminata, escuchar música, una lectura, etc.
  • Contar con una temperatura ideal en el ambiente donde se dormirá, unos 19º, a esta temperatura la glándula tiroides, que estabiliza la adaptación al calor y al frío, no se ve obligada a realizar un “trabajo extra”, permitiendo la distensión necesaria
  • La ventilación diaria de la habitación, es indispensable
  • La cama debe sostener bien el cuerpo, de manera que la columna vertebral permanezca horizontal, es preciso que el colchón sea más bien duro, para que no se produzcan desniveles, el “somier” o elástico debe estar tenso y la almohada baja, nunca blanda

cama comoda, cuello sano

  • En lo posible dormir boca arriba o de costado, con la cabeza recta con respecto a la columna, posición en la que se logra relajar el cuello, nunca bajar la cabeza hacia el pecho cuando se duerme
  • El abrigo, depende mucho de los gustos personales, se aconseja no estar demasiado tapado, un buen edredón de plumas en invierno, es lo ideal, mantiene la temperatura corporal, sin pesar demasiado
  • Tener la menor contaminación visual posible en el ambiente

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *