MIEL Y TÉ – AMIGOS DE LA BELLEZA

MIEL Y TÉ PARA LA PIEL

El té y la miel, además de actuar como reguladores del intestino y desintoxicantes, también son productos de bellezas.

*Preparando un té fuerte y dejando enfriar, se puede utilizar como tónico astringente en reemplazo del que habitualmente se usa, con la ayuda de un algodón.

*Las compresas prolongadas de té muy fuerte proporcionan un tono ambarino y sirve para conservar el bronceado (sin exagerar!! si se cuenta con una piel seca).

La miel es insuperable como máscara de belleza; combinado con otros ingredientes dependiendo del tipo de piel que se tenga.

Para Piel Seca: mezclar una cucharada de miel líquida, con una cucharada de aceite de almendras y otra de agua de rosas. Extender la máscara sobre el rostro, dejar reposar “15, enjuagar con agua tibia y luego fría.

Para Piel Grasa: miel mezclada con jugo/zumo de limón y leche, lo suficiente para obtener una pasta, no demasiado líquida, aplicar y dejar durante “15, retirar con algodón o una esponja para rostro humedecida en agua. Es conveniente realizar de tarde cuando la piel se encuentra particularmente grasosa. (ideal para aplicar sobre la espalda, cuando la piel es grasa)

té negro

PARA MEJORAR LA FIGURA

Miel: agregar una cucharada de miel en un vaso de agua tibia y beber durante la mañana, en ayunas. No se sentirá la sensación de vacío en el estómago, las funciones intestinales mejorarán (cuando se tiene algún kilo de más, se sufre fácilmente de estreñimiento) las toxinas y la grasa superficial serán eliminadas en breve tiempo.

Té: realizar una infusión de té, no demasiado fuerte, incorporando el agua caliente en la tetera. Nunca tomar recalentado. Si se prefiere la infusión fría, se coloca en una botella, se añade jugo/zumo de limón y se guarda en la heladera/refrigerador. No agregar azúcar si se desea bajar de peso o en todo caso edulcorante.

El té es desintoxicante , diurético y nutritivo. Si se trata de té verde mucho mejor!!!

miel

MOLESTIAS QUE PUEDEN ELIMINARSE CON TÉ Y MIEL

*Manos enrojecidas, hinchadas o agrietadas: mezclar miel líquida y glicerina, añadiendo unas gotas de benjuí y agua de rosas. Agitar bien y extender sobre las manos durante “20, retirar con agua tibia, quedarán muy suaves e hidratadas.

*Manos manchadas: preparar una infusión de té mezclado con jugo/zumo de limón, aplicar con un algodón embebido en dicha preparación ejerciendo una suave presión para que penetre, dejar actuar unos “2o. Enjuagar muy bien, nunca debe quedar rastros de limón sobre la piel, pues el sol puede agudizar las manchas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *