MAQUILLAJE EN 6 PASOS

Maquillarse es todo un arte; el secreto es realzar la belleza, destacando lo mejor del rostro y disimulando los pequeños defectos que se pueden encontrar en él.

1- Base de maquillaje/ make up; se aplica no para cambiar el tono de piel, sino para emparejarlo. Es por ello que debe ser parecido al color de piel de cada uno. Las bases oscuras restan luminosidad y vivacidad; se recomienda utilizar productos livianos, denominados como “emulsión”, pues quedan mas amalgamados otorgando naturalidad al maquillaje. Si se tiene una piel normal o grasa, verificar que la base sea libre de aceite/ free oil.

Colocar crema hidratante y luego la base. En  climas  muy húmedos, con piel  tendencia a grasa, se puede aplicar solo la base, si se trata de un producto liviano que corre bien sobre la piel  o  crema hidratante con color, existiendo en el mercado muchas marcas que las trabajan de buena calidad, ésto es muy importante a la hora de lograr naturalidad en el rostro.

 

 

2-El corrector debe ser un tono mas claro que la piel, evitando el blanco porque resalta  mas los defectos que se quieren ocultar.

Se aplica posterior a la base, debajo de los ojos, entre el ángulo interno y la nariz, en la unión del parpado superior e inferior, éstos son “puntos” de sombras, también puede aplicarse sobre pequeños “granitos”, en las aletas de la nariz disimulando las zonas rojas de la misma, colocándolo previo a la base.

En el entre cejo da relieve y aclara la zona.

3- Para las  sombras de ojos se recomienda utilizar un tono diferente al de la pupila, pues sino apaga la mirada, se debe elegir un tono opuesto; cálidos si se tiene ojos azules o verdes y fríos en ojos oscuros.

En ojos marrones queda muy elegante utilizar un tono de sombra dorada suave, en el parpado móvil y luego delinear y sombrear con un tono marrón oscuro, sobre la base de las pestañas superiores e inferiores, marcando la profundidad del ojo desde el exterior del parpado móvil hacia adentro esfumando en el pliegue que se forma en la unión de ambos .

4- El rubor/blush cumple la función de iluminar evitando que se note. De día se recomienda utilizar un tono coral, naranja o rosado. Es importante contar con una “brocha” o “pincel” grande para su aplicación en mejillas, mentón, frente y punta de la nariz. La “brocha” que viene con el producto es muy pequeña y no otorga el efecto esperado.

Para realzar los pómulos se debe utilizar dos tonos, dentro de la misma gama, uno mas claro que se aplicará en lo que se llama “manzanita”, sonreír y allí donde se eleva el pómulo colocar el tono mas claro extendiéndolo hacia la sien. El mas oscuro debajo esfumando para que se funda, provocando un efecto visual de  afinar el rostro.

 

5- El labial protege y da un toque natural a la cara. Antes de maquillarlos hidratar con crema, luego delinear y aplicar el producto con pincel dando pequeños “golpecitos” como para que penetre el producto y dure mas tiempo en los labios. Una boca perfecta es aquella que tiene proporción con los ojos y el labio superior e inferior son del mismo tamaño. Se puede colocar corrector en la comisura de los mismos para iluminar.

Si los labios son finos, dibujar el borde externo con un lápiz de color beige o del mismo tono del labio y aplicar un tono mas claro de labial en el  inferior.

Para afinar labios gruesos dibujar el contorno con un hisopo embebido en base de maquillaje o un lápiz rosado.

Para disimular las comisuras caídas dibujar la línea del contorno superior elevándola ligeramente al llegar a los extremos.

Si el labio superior es mas finos delinear y aplicar un tono mas claro en él.

Durante el día es conveniente llevar un brillo suave ligeramente de color. De noche para lograr un efecto más sofisticado usar un labial de tonos fuertes.

6- Mascara de pestañas, de día queda muy natural utilizarla en tono marrón, de noche se puede intensificar la mirada con máscara de color negra.

Aplicar sobre la pestaña polvo traslúcido y luego la máscara, esperar unos segundos y volver  aplicar el producto. Dejar el rizador para salidas importantes, ya que su uso diario y la falta de tiempo pueden llevar a quebrar el bello y provocar caídas anticipadas.

 

Si se desea mantener un maquillaje perfecto durante un tiempo prolongado, invertir en el spray fijador; que se aplica luego de finalizar el trabajo de make up.