LA CELULITIS

Todas las mujeres saben que una gran enemiga de la estética es la  celulitis, pero no solo debe preocupar desde éste punto de vista, pues también está hablando del funcionamiento del organismo, hay algo que no anda bien; tomar recaudo y ocuparse es muy conveniente, no se debe postergar indefinidamente.

Que es la celulitis?

La piel está formada por dos capas fundamentales: la primera superficial y delgada llamada epidermis;  la segunda más profunda y gruesa la dermis. Ésta consta de millones de células de forma redondeada, muy cercanas entre sí. Debido al reducido espacio que hay entre ellas, se forman los intersticios, por donde circula la linfa, un líquido que deriva del plasma de la sangre y trasuda de los capilares sanguíneos, su función consiste en llevar sustancias nutritivas y oxígeno a la piel, arrastrando todos los residuos, que se eliminan mediante la orina.

Si esta eliminación de sustancias tóxicas no se produce con la debida regularidad, el tejido de la dermis se inflama, debido a la acumulación de glóbulos de grasa y depósitos de linfa,  provocando un aumento del espesor subcutáneo.

celulitis

Es lo mismo obesidad y celulitis?

No, el hecho que la celulitis se manifieste notoriamente en personas mas bien gruesas/gordas, hace creer erróneamente que sea lo mismo que la adiposidad. Lo cierto es que se puede ser obeso sin tener celulitis y viceversa. Puede observarse personas delgadas con ésta afección.

Como se reconoce?

En ocasiones a simple vista se observan “ondulaciones” y pequeños “pozos” en las piernas, brazos y abdomen. Si no pellizcando, apretando los muslos o abdomen, se observan relieves y depresiones en la piel (piel naranja), en algunos casos ésta acción resulta dolorosa.

Es una forma de manifestarse que presenta la piel para denotar una intoxicación, inflamando la dermis. Las causas son variadas y no muy fáciles de identificar, puede ser de índole nervioso, desordenes hepáticos o renales, otra causa y la más popular, debido a desórdenes de la alimentación, es por ello que se ha extendido hasta llegar a afectar a adolescentes, mientras que hace 40 años, era propia de personas de mediana edad en adelante.

masajes anticelulitico

Como tratarla?

Quien padece de celulitis debe abordarla desde tres tipos de tratamientos: médico, estético y dietético o nutricional; complementándose uno con otro, seguir solo uno de ellos no resuelve la situación e incluso en ocasiones resulta contraproducente.

Médico: clínico o dermatólogo, quien solicitarán un estudio de sangre para determinar los valores de colesterol, úrea, renal y hepático. Una vez descartado o corroborado algún dato fuera de los valores normales, los profesionales orientarán un tratamiento adecuado.

Estético: el más importante es el masaje, que puede ser parcial, es decir limitado a la zona afectada, en casos de celulitis superficial, o corporal completo (ideal para mejorar la piel de todo el cuerpo). Concurrir a masaje de drenaje linfático, o manual ligero y profundo con cremas adecuadas, no debe dejar moretones ni producir dolor.

En caso de no contar con una buena masajista, lo optimo es realizar masajes mecánicos con aparatología especifica para celulitis, en centros estéticos para tal fin. Es muy importante exfoliar la piel, para optimizar las cremas que se aplican, ayudando a penetrar con facilidad, por otra parte contribuye a estimular la circulación.

Se puede utilizar duchas masajes, que ayudan a activar el torrente sanguíneo, la ozonoterapia, aporta oxígeno a los tejidos de la piel de todo el cuerpo, el ultrasonido sigue siendo uno de los métodos mas antiguos y eficaces, hasta llegar a la actualidad con aparatología muy especifica y avanzada, ultracavitación, velashape, etc.

La actividad física como  natación, caminar, gimnasia ( que no sea de alto impacto) y pilates son excelentes aliados. Contribuyen a oxigenar y drenar las toxinas, además de tonificar los músculos y activar la circulación sanguínea.

Dieta: la alimentación tiene una parte fundamental en la cura o disminución de la celulitis, en éste caso no se trata de la cantidad de alimento a consumir, sino de la  calidad del mismo.

Es indispensable eliminar los alimentos que perjudiquen al hígado o al riñon, , disminuir salsas, picantes, especias y fritos !!

NO a los fiambres, carnes en conserva, platos grasos, repollo, coliflor, legumbres secas, quesos fermentados, bebidas alcohólicas, bebidas colas, dulces y chocolates…

Si  a las carnes a la parrilla u horno, zanahoria, lechuga, berenjena, pescado, quesos magros, puré y budines de verduras, yogur, leche descremada, agua 2 lts. por día, frutas y pan integral.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *