LA CAÍDA DEL CABELLO

Es común encontrar un cabello en el cepillo o en el peine, ésto es normal, un corto número de ellos, se quiebran o se caen. Los cabellos quebrado en poco tiempo adquieren el mismo largo, y los que caen vuelven a nacer. Si se advierte que aumenta el número de los cabellos caídos, es conveniente acudir a un especialista dedicado a la piel, dermatólogo, para determinar las causas y prescribir los remedios y tratamientos adecuados.

EL CABELLO

El correcto funcionamiento del organismo, resulta de la composición equilibrada de varios órganos que,  aunque cada uno desempeña una función, están íntimamente ligados unos con otros. Los  cabellos no tiene vida propia e independiente con el resto del cuerpo, sino que están vinculados a la piel y al estado general del organismo.

La raíz del cabello está ” hundida”  en la piel, y como ésta tiene innumerables enfermedades, el pelo sufre las consecuencias.

El estado de salud de la piel está directamente relacionada con la nutrición del organismo, el crecimiento, robustez, brillo, en fin la vida del cabello, depende de él. Incluso la situación en que se encuentra el organismo, infecciones, intoxicaciones,  agotamiento, altas situaciones de estrés, pueden provocar la caída del cabello.

Por lo tanto, para evitar la calvicie no basta con defender la salud del pelo, sino que es imprescindible cuidar todo el organismo.

pelos perdidos

¿QUE FACTORES PUEDEN DAÑAR EL CABELLO?

Además de las enfermedades generales ya mencionadas. Una dieta extrema para bajar de peso, sin control médico adecuado puede causar el deterioro capilar; medicamentos para disminuir el apetito, son los mayores responsables de la pérdida exagerada de cabellos.

Las curaciones  a base de hormonas sexuales masculinas, y la prolongada administración de antibióticos, pueden dañar  el cabello de manera irreparable. Por lo que la presencia y control médico, que vaya evaluando el proceso, si es normal o se debe cambiar de medicamento, será fundamental.

La vida agitada, el excesivo trabajo mental y físico, las emociones fuertes y demás factores que caracterizan la vida moderna, pueden desembocar en un desequilibrio nervioso, con el consiguiente perjuicio para el cabello. Se ha comprobado que las mujeres en los últimos años, pierden el cabello con mayor facilidad, ésto se debe a la vida activa, insertada al mundo laboral y competitivo, pasando por estados de ansiedad y a esfuerzos constantes que repercuten en la vitalidad capilar.

A menudo, las causas de la alopecia en mujeres, habrá que buscarla en ciertos tratamientos  estéticos a los que se somete el pelo, por ejemplo, las deshidrataciones que se realizan para quitar el color original y llevarlo a uno mucho más claro. Lograr rulos o lacios permanentes, sin dejar que logre reponerse entre uno y otro tratamiento, suele generar deterioros importantes y debilidad en el pelo.

cabello dañado, colores pelo

LA DECOLORACIÓN: modifica, cuando se hace muy frecuentemente, la estructura del cabello, perdiendo su vitalidad, tornándose más endeble, opaco y  frágil. Por lo que se debe usar la decoloración con prudencia, buenos productos y respetando los tiempos máximos de permanencia del químico actuante en el pelo, aún cuando se concurra a un salón especializado, se debe estar atento a ésto.

Después de cada aplicación hay que “alimentar” la fibra capilar, con hidrataciones y aceites especializados. Las permanentes para ondular el cabello deben realizarse a intervalos no menores a cinco meses, de la misma manera para los tratamientos de cabellos lacios y las mechas localizadas que aclaran el pelo, en ocasiones hasta tres tonos menos que la base. Los productos rápidos, suelen ser “explosivos” para las fibras capilares, aunque resulte más práctico para el profesional que lo realizar.

El secado del cabello debe realizarse a una temperatura moderada, el calor intenso lo debilita.

cabellos sanos, pelo sano

EL CHAMPÚ: se debe elegir con cuidado, en lo posible por indicación del profesional especializado, no por la vendedora comercial, lo ideal es que indique el PH en el envase, en general debe ser Ph neutro. Los productos muy desengrasantes atacan el cabello, sobre la finísima envoltura de grasa necesaria para su vitalidad. Por el contrario los productos grasos acentúan la untuosidad del pelo, que se “ahoga”, por así decirlo, y cae..

EL SPRAY: el uso abusivo y cotidiano del spray, de mala calidad, ayuda a conservar el peinado, pero asfixia los cabellos con los insistentes baño de laca, rociar ligeramente y en determinadas ocasiones.

LOS PEINADOS: la cola de “caballo”o un rodete, es decir recoger todo el cabello hacia arriba, de manera tirante, utilizado a diario somete la melena a una excesiva tirantez y contribuye a que el pelo comience a “ralearse” en las sienes.

El batido cotidiano, daña considerablemente el pelo, lo quiebra y debilita. De utilizarlo se debe efectuar unos centímetros arriba de la raíz y de manera suave.

Lo aconsejable es utilizar peinados ligeros, más informales, poco complicados y que no obliguen al cabello a adoptar posiciones forzadas.

Las trenzas realizadas con el pelo húmedo, deben ser flojas, suaves, pues el cabello mojado se encuentra en su mayor estado de vulnerabilidad. Cualquier maniobra brusca e imprudente lo puede quebrar.

ENEMIGOS DEL CABELLO: la seborrea es el responsable del 80 % de la caída del cabello, por lo que la elección del champú y el masaje realizado sobre el cuero cabelludo durante el lavado es fundamental! Hombres y mujeres deben realizar dos champú y hasta tres, según el estado de suciedad en el que se encuentre el mismo, durante el acto de higiene del cabello, aplicar champú lavar toda la zona completa de la cabellera con energía, enjuagar y repetir la acción. Posteriormente aplicar acondicionador; enjuagar.

Si las glándulas del cuero cabelludo segregan sebo excesivo, (generalmente debido a un trastorno intestinal o un alto nivel estrés), la grasa ahoga la raíz debilitándola y por ende originando la caída del cabello. Puede suceder que la cantidad de sebo producida sea menor de la normal, por lo que el pelo estará seco y con exceso de caspa, debido a la descamación de las células superficiales del cuero  cabelludo.

La caspa obstruye los poros y al impedir la respiración del bulbo, hace que el cabello caiga mas de lo debido.

hombres, calvicie

CAÍDA EN EL HOMBRE: la calvicie en el hombre cuando proviene de factores hereditarios y constitucionales, suele generar la perdida definitiva del cabello, pero tomado a tiempo actualmente hay tratamientos con excelentes resultados, a través de masajes (ayudando a la circulación), un champú apropiado a la situación capilar de cada caso, serum y ampollas capilares . Aunque por lo general el hombre no concurre oportunamente a los especialistas o no es constantes con los tratamientos. Caso contrario, se demorar la perdida total del pelo.

Las terapias con ozono, queratina , vitamina B, así como las sesiones de rayos ultravioletas son muy eficaces.

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *