HIERBAS DIGESTIVAS

Las hierbas aromáticas son un recurso excepcional en la cocina, además de saborizar los platos, ofrecen grandes beneficios para la salud.

Menta, romero, tomillo, cilantro, perejil y muchas más son ideales para acompañar carnes y dulces, como es el caso de la menta. A través de ellas resulta fácil bajar la cantidad de sal en los platos, tan saludable y aconsejado por médicos y especialistas en nutrición.

hierbas aromaticas

LA MENTA

Es una hierba aromática muy perfumada, utilizada en platos salados y dulces, marida excelente con chocolate y nata/crema de leche.

Cuando se comió de manera abundante o se ingirió comida muy grasosa, se generan gases, inflamación e incluso náuseas, una infusión de menta puede calmar el dolor y mejorar el estado de malestar.

La menta provoca generación de bilis en el hígado, ayudando al páncreas a segregar las enzimas necesarias para la digestión, haciendo que la digestión sea más ágil, previniendo los malestares a causa de los excesos gastronómicos.

hierbas en conserva

HIERBAS FRESCAS

Si se puede utilizar hierbas frescas tanto mejor! Una cucharita de té de hierbas secas equivale a tres de hierbas frescas; y el sabor resulta más intenso y nítido.

Son muy fáciles de cultivar en macetas/plateras, o espacios pequeños de tierra que se tenga en la vivienda, existen muchas maneras de aprovechar los espacios con cajones encimados hacia arriba (formando una escalera) por ejemplo, en internet se encuentran páginas de paisajistas  con ideas muy apropiadas. Además  de ser muy decorativas en ventanas con vista desde la cocina.

Es aconsejable incorporar las hierbas frescas finalizando la cocción de los alimentos, para que desprendan sus aromas sin que se pierda el color vivo de la hierba utilizada. Siempre es conveniente cortarlas a mano o con cuchillo de teflón o bambú para que no se oxiden.

Cuando no se puede consumir frescas, existen diversas maneras de conservarlas.

Cogeladas: picar la hierba y congelar en recipiente hermético, o en cubitos para hielo; si se tratan de hojas anchas puede guardarse entre papeles absorbentes, en el freezer.

En aceite: llamada en suspensión, guardar en aceite o vinagre (sin sal) preferentemente en recipientes de vidrio y oscuro, para que la luz no llegue a su interior, guardar en heladera/refrigerador.

Secas: secar las hierbas frescas al sol sin lavar,( no debe recibirlo de manera directa) o cerca de una estufa, atadas en ramo, colgadas boca abajo. Cuando se la observe “crocante” “crujiente”, desmenuzar con un palo de amasar guardar en recipiente hermético.

Para usar hierbas secas, es recomendable hidratar en agua tibia, unos minutos antes de incorporar a la comida, ya sea se utilicen las compradas o las que se han guardado en casa.

hierbas en casa

COMBINACIONES IDEALES

Carnes vacunas y aves: páprika, curry, romero, tomillo, salvia, cáscara de limón

Arroz: azafrán, nuez moscada y curry

Huevos: perejil, cebollita de verdeo, ciboulette, estragón

Escabeches: enebro y comino

Cordero: tomillo, romero y menta

Cerdo: canela, comino, salvia, hinojo

 

 

Un Comentario

  1. almalu 27 febrero, 2014

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *