EL YOGUR

Éste exitoso alimento tuvo su origen en Bulgaria, donde los pastores y campesinos eran sus más adictos consumidores, y decían gozar de una envidiable longevidad. Debido a sus comprobadas propiedades se ha extendido su consumo a todo el mundo, en clara señal de sus cualidades, lo han hecho ascender a la categoría de alimento-medicamento …

QUE ES

El yogur es leche ácida, obtenida por la acción del denominado “fermento búlgaro”. La añadidura de tales fermentos (más conocidos con el nombre de fermentos lácticos) otorga a la leche algunas nuevas propiedades importantes, que hacen de ella un preciosos amigo del organismo.

Cuenta con un considerable contenido proteico. Contiene numerosas vitaminas del complejo B,  siempre hablando del yogur base natural; luego la industria ha logrado incorporar múltiples sabores y complementos vitamínicos y frutales.

Es un alimento mucho más digerible que la leche. Los fermentos lácticos coagulan la “caseína” (una de las proteínas más preciosas de la leche) en finísimos copos, haciéndola más ligera. Por lo que el yogur  es el alimento ideal en todos los casos de intolerancia a la leche.

La especial acidez aromática, que otorga al yogur un sabor inconfundible, estimula la secreción gástrica y por consiguiente el apetito. Una vez llegados al intestino, los fermentos lácticos desarrollan una delicada acción “desintoxicante”, combatiendo la excesiva fermentación intestinal.

yogur casero

A QUIEN HACE BIEN

Carece de contraindicaciones, pues generalmente es bien tolerado en todas las personas, ayuda a desintoxicar el organismo. Es especialmente útil en casos de irritación de la piel derivados de funciones internas alteradas (como lo pueden ser los forúnculos, acné, eczemas, etc.)

Considerándose su bajisimo contenido de azúcares, puede ser consumido por personas diabéticas, en lugar de leche.

Aunque puede existir casos extremos y especiales, de intolerancia a la lactosa que no puedan tolerarlo.

EL YOGUR CASERO

La tendencia actual de volver a lo natural, tratando de dejar de lado los conservantes y aditivos, hacen “reflotar” recetas antiguas que utilizaban las abuelas para llevar a la mesa un rico yogur fresco y natural.

Ingredientes:

* 1 litro de leche ( entera o descremada)

* 30 gr de yogur fresco natural o fermentos que vienen para tal fin

* frascos de vidrio esterilizados previamente ( es ideal guardar en recipiente de vidrio)

* saborizante a gusto, vainilla, frutillas frescas, durazno, etc.

yogur casero

Preparación:

Calentar la leche a unos 40º luego añadir los fermentos o el yogur fresco, mezclar todo cuidadosamente. Incorporar en los recipientes esterilizados, cocinar a baño María a temperatura media unos 37º, unas dos horas, dejar enfriar y llevar al refrigerador, para impedir una acidificación excesiva. En verano no será necesario dicho procedimiento, con solo dejar a temperatura ambiente, durante el tiempo mencionado, será suficiente.

El preparado se puede guardar por un máximo de 4 días.

Se encuentra en mercado una máquina eléctrica para realizar el proceso antes mencionado.

maquina de yogur

En caso de comprar yogur industrial en los comercios para tal fin, observar que la “tapa” que los cubre no se encuentre un tanto “elevada”, es decir “inflada” con forma “bombee”, no comprar ya que nos indica que su cadena de frío se cortó por algún período de tiempo y los fermentos pueden haber excedido su acidificación y perjudica al organismo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *