EL CÓCTEL

La palabra Cocktail, en ingles, cóctel en castellano, es una palabra que nació en los año treinta que hacía referencia a un tipo de bebida.

El nombre se incorporó al vocabulario corriente para referirse a una reunión que comienza antes de la hora de la comida, a la tardecita y se puede prolongar dos o tres horas. También las hay durante la mañana, alrededor del mediodía, generalmente relacionadas con eventos de negocio, institucionales, organizado por ONG, en bodas a la mañana quedan muy bien. La sola enunciación de la palabra, hace referencia al estilo de platos que se servirá, (“bocaditos” salados y dulces, bebida con y sin alcohol), la reunión se desarrollará con los invitados parados, aunque se puede encontrarán mínimos sitios de descanso momentáneos.

gente en coctel

El cóctel hace posible los desplazamientos fáciles, de una asistencia heterogénea. Los invitados no tienen por que ser de la misma edad, ni es necesario que haya igual número de hombres y mujeres. Éste estilo de eventos es muy conveniente para cumplir con un número importante de personas, al no necesitar contar con mesas y sillas  para cada uno, es prácticamente auto servicie, o con mínima atención personalizada en bebidas y algunos canapé; en general todos  se divierten y lo pasan  bien.  Admite flexibilidad en su horario de llegada y de partida, siendo en uno de los pocos, si no único evento, donde no está mal visto ingresar  unos minutos mas tarde y retirarse antes del tiempo estipulado.

coctel

Si se organiza en una vivienda particular, todos los espacios de la misma son aptos para transitar, conversar y degustar un platillo con bebida; hall de entrada, pasillos, patio además del living y comedor principal. Se estima que cada persona necesita 90 cm para sentirse cómodo. Conviene tener en cuenta este detalle al momento de cursar las invitaciones a fin de evitar congestión y molestias.

entretenimiento en reuniones

Las invitaciones a un cóctel pequeño, se pueden realizar de forma telefónica, lo que permite saber mas o menos instantáneamente cuantas personas concurrirán.  Siempre ocurren deserciones de último momento;  se  calcula  un 10 % del total confirmado.

Si se envía invitación impresa debe fijar hora de llegada y de retirada, estos datos se establecen para respetar en los tiempos aproximados a los organizados, por el o los anfitriones, es descortés permanecer mucho mas de lo esperado o llegar muy desfasado al horario estipulado. Es de buena educación responder a la invitación con rapidez.

platillos de comida

Para realizar el servicio, se contrata camarero/mozo, o los servicios de una confitería con oferta completa de catering y atención a los comensales.  En cada lugar seguramente existen “banquete-ros”/servicio de catering, de renombre que lo hacen muy bien. Ayuda mucho a la hora de organizar y estipular la comida y la bebida con las cantidades adecuadas al número de participantes. Pudiéndose contratar el servicio de vajilla para una presentación uniforme y suficiente de la misma.

bebida en coctel

Si se trata de una reunión pequeña que no supere las 25 personas, se sugiere contar con un camarero/mozo, un lavacopas y una pareja de dueños de casa activos !!

Ayuda mucho dejar, platos, copas, servilletas hielo y bebidas en lugares ubicados estratégicamente dispuestos, para permitir la circulación de los invitados y la independencia en el consumo. Un cóctel supone movilidad y por lo tanto hay que circular.

cerezas

La vestimenta varia de acuerdo a la hora y el lugar. Una regla básica para hombres es elegante sport y las damas vestidos, generalmente de seda o gasa corto. La elección de los colores lo determinará el horario y la época del año en que se realice la reunión, generalmente  pasteles claros. Recordar que los excesos son peligrosos y que posterior a las 8 PM/20 hs, no debe optarse por tonos marrones !!

vestidos de coctel

Se debe tratar de no pedir bebida o comida que no estén a la vista, o que no fueron mencionadas dentro de las posibilidades de elección. También es de mal gusto tomar la palabra en forma exagerada, como hacer bromas o chistes de mal gusto. Otro signo de normas de buen gusto, es ocuparse de las personas  mas tímidas o que se las observa aisladas y solitarias; éste gesto será apreciado y de gran utilidad para los anfitriones.

Un invitado educado no se entromete en una conversación para llevarse a uno de los mismos, ni habla de temas “herméticos” con una sola persona. Si se tiene que retirar antes, debe acercarse al anfitrión, despedirse discretamente y salir en forma de no provocar una estampida prematura y que arruine la reunión.