AMADEO MODIGLIANI PARTE ll

En todos los retratos de Modigliani el problema estético y spicológico están sutilmente entremezclados. Expresándose en la tipologia de las formas, la cabeza melancólicamente inclinada, los ojos almendrados, a menudo sin pupilas, los hombros caídos, las manos  siempre visibles, los cuellos alargados y flexibles, caras ovaladas, las líneas de la nariz y la boca caracterizan sus rostros y expresiones.

A Modigliani le gustaba terminar los retratos en soledad, pero para iniciarlos necesitaba de un modelo, que en general era un amigo, familiar, colega o alguien especial. Se dice que el alcohol le daba energía creadora que le permitía esbozar, dibujar, pintar y completar sus cuadros  desnudos o retratos en una sola sesión, con una gran capacidad de síntesis visual, lo que garantizaba su resultado. Amaba las figuras esbelta y expresiones melancólicas.

Luego de un pausa en los desnudos, en 1916 desnudo sentado le siguió una serie de desnudos acostados; vistos siempre de frente, con un encuadre que corta la parte inferior de las piernas, cambiando de posición con la postura de los brazos a lo largo del cuerpo o replegados trás la cabeza. Plasmó desnudos voluminosos con contornos sinuosos de una extraordinaria  sensualidad.

En el Desnudo femenino acostado, la mujer se encuentra  sobre un cojín azul y una tela roja, con el rostro que parece mirar al observador, con su brazo relajado tras la cabeza parece acariciarse el cabello, cintura delicada y fina, caderas redondeadas y muslos con presencia.

En el encuadre se observa que queda fuera de él parte del cabello, la mano derecha y las piernas. El empaste de los colores y la vibración de la pincelada anulan la línea del contorno y dan al cuerpo gran erotismo.

modigliani mujer acostada

En la serie Mujer con corbata compuso la figura femenina desplazada hacia la izquierda, continúan los rostros ovalados, aquí presenta grandes ojos con cejas marcadas, cabellos voluptuoso enmarcando la cabeza como una corona, etapa en la que el arte Egipcio lo tenía cautivado.

Destacándose la armonía de los colores, los blancos que hacen resaltar los tonos oscuros de la corbata, de los cabellos y el perfilado rojo de los labios.

modigliani mujer con corbata

Cézanne otorga  un gran impacto en su modo de ver y de pintar a partir de 1908, colores aplicados con grandes pinceladas, siempre con tonos claros, con una suave luz y formas  armoniosamente alargadas.

Se destacan obras como “Chaïm Soutine” “Lunia Czechowska” “Hombre Sentado con el Codo Apoyado Sobre una Mesa”, “Muchacho con Bluson Azul”,”Mujer con Sombrero” “El Mendigo de Liorna”, “Gitana con un Niño”, “Jeanne Herbuterne” (su compañera) y “Autorretrato” su última obra.

En Autorretrato se contempla un rostro con ternura y tristeza, demacrado, los ojos entreabiertos, un fular color azul y la paleta en en su mano derecha. Modi (como lo llamaban los íntimos) era silencioso, parecía estar en un estado de trance permanente y pasaba de la tranquilidad a la irritabilidad más violenta… Se intereso por el arte antiguo y por el egipcio en particular, estudiaba el arte oriental, que le permitió conocer nuevos modelos de expresión.

modigliani autorretrato

Murió el 24 de enero de 1920 en el Hospital de la Charité a causa de una tuberculosis,  a los 36 años, al día siguiente su joven y amada compañera se arroja desde un quinto piso en la casa de sus padres; se encontraba en cinta por segunda vez y deja a su hijita de catorce meses al cuidado de su fiel amigo Zborowski, quien entregó a la niña a la familia de Amadeo Modigliani en Liorna.