AHUYENTAR PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Estar en modo “rumiante”, genera estados de ánimos negativos, gasta glucosa (el combustible del cerebro) y no ayuda para nada a modificar situaciones. Las mujeres son más vulnerables que los hombres, a pasar por éstas situaciones.

En que consisten los pensamientos negativos? Haga usted lo que haga, acaba pensando lo mismo,  X cosa de la cual no se sale ni avanza, es cuando una persona se encuentra “atrapada” , se trata de un pensamiento “rumiante”, término tan gráfico que no necesita de mayores explicaciones.

Éstos pensamientos se crean, se amasan y se agrandan en la “mente”, se nutren de nuevas ideas, ya sea cuestiones del pasado o elucubraciones del futuro, el presente, que es lo único concreto , real y actual, pasa veloz e inadvertido por la vida…

Según el psicólogo Xavier Guix, en su libro “Pensar No es Gratis”, asegura que cavilar demasiado hace gastar tiempo y energía; una inversión que suele ser desastrosa. ¿ Por que resulta tan difícil pasar páginas y dejar de dar vueltas? Se suele “rumiar” para entender emociones personales, relaciones con los demás y hasta se analizan emociones ajenas …

velas

Por el hecho de ser SERES NARRATIVOS, con palabra es que el ser humano necesita contar las cosas para que tengan sentido, en ocasiones se las cuenta así mismo.

Al pensar se influye en la química cerebral, los pensamientos no son neutros, por encontrarse construidos por imágenes, sensaciones y hasta voces que actúan como estímulo de los estados personales internos. Tanto se puede lograr alegrías, como destrozar el día con ellos.

Si bien las mujeres son más propensas a dichas situaciones, también son más flexibles y rápidas para salidas emergentes y soluciones. Pero cuanto más se nutre la obsesión, más espacio ocupa en la mente. Se llama también “pensamiento circular” donde lo que se intenta hacer para resolver el problema, en ocasiones genera más problemas. Por ejemplo: si cuando se inician los pensamientos negativos, se refugia en la “oreja” de los amigo y se le llena la cabeza con emociones negativas y angustiantes, lo más probable será quedarse sin ellos, y es allí cuando surge un nuevo problema …

Por supuesto que el ser humano no es una “máquina de olvidar”, pero sí, se encuentra preparado y con recursos para sobrevivir a situaciones y no volver a repetirlas. La clave para salir de éstos pensamientos nocivos, está en poner cada vez más distancia entre el pensamiento y el pensador. Observar el pensamiento y dejarlo pasar, brindará mayor capacidad para intervenir positiva-mente y decidir donde se pone la atención.

relajación

La técnica para interrumpir éste tipo de pensamiento consiste en IDENTIFICAR el malestar, se puede verbalizar en voz alta o escribirlo; y luego buscar una actividad, un ruido intenso, una palmada, un basta!! para interrumpir dicho pensamiento.

Algunas Técnicas para Controlar el Pensamiento Rumiante:

  1. Cuando surge la idea negativa en la mente, realizar 2 o 3 respiraciones profundas y conscientes, percibir como ingresa el aire por la nariz y sale de ella
  2. Se pueden cerrar los ojos, aunque no es estrictamente necesario
  3. Concentrar la atención en la respiración, aunque aparezcan pensamientos  y emociones, dejarlas pasar. Imaginar que se “toma” ese pensamiento, lo envuelve en una luz violeta y lo traslada fuera de su cuerpo elevándolo hacia el universo.
  4. Otro modo es, cuando aparece el pensamiento contar del 100 al 0, para alejarlo de la conciencia
  5. Cuando se sienta centrado, en equilibrio dirigir la atención a las imágenes externas que se ven, contemplarlas sin más … sin ponderarlas ni evaluarlas
  6. Luego hacer lo propio con los sonidos
  7. Finalmente centrar la atención solo en el cuerpo y la respiración
  8. Procurar estar en silencio el máximo tiempo posible

fuente de agua

Rodearse de aromas, colores, agua, música agradable, siempre colaborarán de manera positiva en el estado de ánimo y emociones diarias; invertir en una vela perfumada o una fuente de agua será una buena opción.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *